27 Mar 2019

Estamos en unas fechas en que podemos realizar multitud de actividades de team building. Comienza a hacer calor y apetece salir fuera a liberar el estrés, realizar actividades de provecho y aprovechar a trabajar de una forma diferente.

Comenzando con actividades de invierno, es ideal esquiar en estos días, disfrutar de la nieve, y sin pasar frio. Una experiencia única, solo te lo van a dar preciosos huskys que remolcarán tu trineo, o quizás realizar un circuito con motos de nieve. Pero si quieres más adrenalina, podemos realizar descensos nocturnos con esquis o trineos clásicos, para después tener una tranquila y relajante cena en una cabaña en el Pirineo.

trineo con perros nieve

Hay quien le gusta más disfrutar dándose un chapuzon con este calorcito. Por eso nos puede motivar más realizar dinámicas de team building con actividades relacionadas con agua. Desciende ríos a bordo de una embarcación con remos, donde se pondrá en práctica el trabajo en equipo. La coordinación es esencial para nivelar y dirigir la balsa, y superar todo tipo de situaciones que se presenten. Algo similar es realizalo en kayak individuales, en parejas o de 4 tripulantes.

En cambio, en Zaragoza también hay multitud de actividades para realizar con el buen tiempo. ¿Por qué no damos un paseo por el galacho de juslibol con un guía? Aunque también podemos disfrutar de un paseo por el Soto de la Ribera localizado en la expo. Si queremos convertir estos paseos relajantes en una actividad socialmente responsable, ¡Realizaremos cajas nido! Y además tendrá su utilidad ya que se colocarán para favorecer a los especies que habitan en estos parajes. Pero no todo es andar, también podemos dar un paseo en bicicléta eléctrica, e incluso convertirlo en guía turística por Zaragoza